Recetas de cocina por orden albafetico

 A I B I C I D I E I F I G I H I I I J I K I L I M I N I O I P I Q I R I S I T I U I V I W I X I Y I Z

 

  X PAÍS  

Buscar mas Recetas y artículos en Google
Búsqueda personalizada

ÁFRICA   AMÉRICA   ASIA   EUROPA   OCEANÍA

LECHE DE QUINOA

 X ESPECIALIDADES
 X TIPO DE ALIMENTOS
 DICCIONARIO / GLOSARIO
 VINOS / BODEGAS
 GUÍA DE RESTAURANTES
 NOTICIAS
 NUTRICIÓN
 LIBROS DE COCINA
 COCINAS
 MUEBLES PARA COCINAS
 RECETAS EXCLUSIVAS
 FORO
 NEWSLETTERS
 TIPS / CONSEJOS
 FREEZERS
 TRAGOS
 ENVÍANOS TU RECETA
 TABLA DE CALORÍAS
 TABLA DE MEDIDAS
 LA TALLA ADECUADA
 PLANTAS MEDICINALES
 TRUCOS
 MAPA DEL SITIO

 

 
 
 
  Ingredientes:
  1 taza de Quinoa cruda bien lavada
4 cucharaditas de sirope o miel o azúcar morena
Sal al gusto
7 1/2 tazas de agua caliente

 

Enlaces patrocinados

 

 Mezcle en una batidora la quinoa con una taza de agua por unos 5 segundos a alta velocidad. Baje la velocidad de la batidora a la mínima por otros 15-20 segundos. Añada otra taza de agua a la mezcla. Deje que la mezcla se asiente por un rato. Añada otras dos tazas de agua caliente. Con un paño limpio exprima todo el contenido de la mezcla. Repita el proceso (pasos 2 y 3) con otras dos tazas y media de agua. Añada la sal y el sirope. Manténgala refrigerada. Una vez que usted aprenda a preparar una leche vegetal, habrá aprendido los principios fundamentales para hacer cualquier tipo de leche. Su imaginación será su límite.
 Recuerde el primer principio es remojar las semillas o nueces en agua por un tiempo suficiente para ablandarla. Por lo regular unas 10-24 horas serán más que suficientes. Por lo general el agua deberá ser fría o tibia. Algunas veces será caliente. Una vez ablandadas estarán lista para ser molidas ya sea con un procesador de alimentos, con una licuadora (batidora) o cualquier instrumento culinarios que pueda fragmentar finamente o moler las semillas.
 El segundo principio es el de usar una cantidad apropiada de semillas.
Con la soya recuerde que hay unas dos mil variedades cada una de ellas pudiera darle un sabor diferente. La más comúnmente usada es la blanca. Si la mezcla se sale muy concentrada, deberá diluirla al gusto. El tercer principio es ser creativo. Añada frutas al gusto. Recuerde su gusto y el de su familia son únicos. No se desanime. Si esta muy concentrado, dilúyalo; si esta muy amargo, añada frutas o miel o cualquier endulzante natural

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

ANTERIOR

HOME         MAP       CONTACT US 

Copyright 2015 Recetas Gourmet .com.ar. Permitido el uso del contenido citando la fuente y link a www.recetasgourmet.com.ar